“La Rioja” tierra de vinos y sabores

La Rioja, es famosa por sus vinos, pero esta pequeña ciudad del norte de España, esconde otras muchas cosas que te sorprenderán.

LA-RIOJA-VIÑEDOS

Este verano, he podido volver a disfrutar “a la riojana”, con pasión pero con calma, de la sencillez de sus viñedos, sus pueblos, sus aromas, sus sabores… De la sinceridad de sus gentes, su arte, su historia… Porque cuando estás lejos, el volver a tus raíces, lo vives con más intensidad que nunca.

LOGROÑO-CALLE-PORTALES

Logroño, su principal ciudad, es el mejor punto de partida para conocer sus rincones. Por la emblemática “Calle Portales” (diseñada por el arquitecto Francisco de Luis y Tomás) y que además es el eje principal de la película “Calle Mayor”,  llegas a la Plaza del Mercado (o Plaza Mayor de Logroño), con su magnífica Concatedral de la Redonda.

LOGROÑO-PLAZA-MERCADO

Esta plaza tiene su historia, ya que se construyó en el s. XVI para albergar al ejército (la ciudad se consideraba lugar estratégico de los reinos de España por su ubicación). Posteriormente se convirtió en plaza comercial, donde se vendían toda clase de alimentos y productos y actualmente es un lugar de encuentro, con terrazas, bares y restaurantes.

LOGROÑO-MERCADO-ABASTOS

Pero si quieres ver lo que se cultiva, se caza y se come hoy en La Rioja, puedes darte una vuelta por el Mercado de Abastos. En él se esconde el latir de la ciudad, sus olores y sabores. Las bonitas paredes de este edificio de los años 20 (diseñado por Fermín Álamo y construido sobre la iglesia de San Blas), guardan historias y chismorreos populares, además de productos auténticos y de calidad, por lo que ha sido ganador de varios premios.

LOGROÑO-CARNE

Chorizos y salchichones caseros, chuletitas de cordero, chuletones, cochinillos, lecherillas, sesos, embuchados, pescados, conservas…

LOGROÑO-MERCADO-HORTALIZAS

Magníficas frutas y hortalizas, tomates de los que todavía saben a algo, calabacines recién cogidos de la huerta, setas, ajos, pimientos…

logroño-tomates-rojos

Olores y sabores auténticos de una tierra que todavía hoy, se sigue cuidando con esmero.

Speak Your Mind

*